Fecha inicio: 
27/07/2017
Facilita: 
Juan Garcerán
Mes impartición: 
Julio
Frecuencia: 
Encuentros semanales

El taichí es una técnica psicofísica milenaria, de origen chino, que consiste en la ejecución de una serie de movimientos encadenados, realizados a ritmo lento y de forma suave y armoniosa. Con el taichí, podemos ampliar nuestra capacidad respiratoria, mejorar la coordinación, flexibilizar y, a la vez, potenciar las extremidades inferiores, corregir nuestra postura, mejorar el equilibrio, aumentar el tono vital, saber relajar aquellos músculos que presentan mayor tensión y, sobre todo, equilibrar cuerpo y mente, haciendo del movimiento pausado una valiosa herramienta para desacelerar nuestra actividad cerebral y llevarnos a un estado de calma y bienestar interior.

Millones de personas en todo el mundo practican este antiguo arte oriental, y son el testimonio vivo de los innumerables beneficios que se pueden obtener, si tenemos la paciencia de integrar esta valiosa técnica en nuestra vida diaria.

Investigaciones y estudios llevados a cabo en centros hospitalarios orientales y occidentales, corroboran que el taichí puede ser una terapia de apoyo excelente para procesos patológicos como:

  • Asma

  • Fatiga crónica

  • Fibromialgia

  • Artritis

  • Dolores crónicos de espalda

  • Estrés, ansiedad e insomnio

  • Trastornos de la circulación venosa de retorno

Las clases estarán orientadas para que el alumno conozca, de forma progresiva, todas las facetas que abarca la práctica de esta técnica psicofísica china, además de dar las explicaciones pertinentes, a nivel teórico,  para que el alumno sepa, en todo momento, la finalidad de los ejercicios que realiza.

Una clase estará compuesta de las siguientes partes:

1) Calentamientos (automasajes, rotaciones articulares, estiramientos musculares, trabajo de la columna vertebral, ejercicios de coordinación, secuencias para mejorar el equilibrio y ejercicios para las extremidades superiores e inferiores)

2) Técnicas de respiración

3) Técnicas de meditación (de pie, sentado y tumbado)

4) La forma de taichí (de 13 y 24 movimientos del estilo Yang)

5) Empuje de manos (ejercicios en pareja)

6) Aplicaciones marciales en parejas (aplicadas de forma lúdica y en un entorno no-agresivo)

7) Ejercicios de chi-kung (traducido por  “entrenamiento de la energía vital”)

La esencia de la práctica del taichí

1) Reeducar la postura

2) Recalcar la importancia de la coordinación de todas las partes del cuerpo para mejorar la actividad cerebral

3) El movimiento lento como herramienta para desacelerar la actividad de la mente y calmar las emociones.

4) La relajación como estado natural del ser humano, que nos abre la puerta para poder sentir la energía.

5) La complejidad de las secuencias está ideada para conectarnos con el aquí y ahora, con el momento presente.

6) La atención plena es otro nivel de nuestra realidad mental que se fomenta durante la práctica de esta técnica, más allá de la mente conceptual.

7) Aprender a respirar correctamente.

8) Los ejercicios en pareja trabajan sobre el eje conductual agresividad/miedo, enseñando a canalizar nuestras emociones primarias y llevarlas hacia una esfera no destructiva y más equilibrada.

Imparte: Juan Garcerán.

Horario: Jueves de 10 a 11h.

Precio: 45€ al mes.